Рекламный блок

Adjuntos de lugar y tiempo

Los adjuntos de lugar pueden ser adverbiales o preposicionales, pero no son nominales. Se construyen con diversas preposiciones: a la puerta, ante las murallas, bajo la alfombra, contra su pecho, de un lado a otro, desde las nubes, hacia el norte, hasta el final del camino, por la vereda, tras la verja. Los adverbios en -mente no suelen ser locativos, pero algunos reciben interpretaciones compatibles con este significado, como en mundialmente famoso, localmente difundido, premiado internacionalmente, etc. (Clases de adverbios. Criterios de clasificación). 

Es polémico si son argumentos o adjuntos segmentos como el subrayado en No cabíamos todos en aquel auto. En general, los complementos de lugar se reinterpretan a menudo como predicativos con los verbos de estado, como en Tiene una casa en la sierra o en Permanecí bajo el chorro de agua por espacio de largos minutos (Martínez Reverte, Gálvez). Como se explica en Forma de significar, muchos de los usos traslaticios de las preposiciones se obtienen de sentidos primitivamente espaciales. Existen relaciones sintácticas y semánticas estrechas entre los adjuntos de lugar y los de medio (sostener una taza por el asa), los de intensidad (herido en lo más profundo de su alma) o los de tiempo (Lo eligieron presidente en el último congreso del partido). Esta última relación se ve favorecida por la facilidad que ofrecen los sustantivos que denotan sucesos (congreso, guerra...) para ser interpretados como nombres de lugar

Los adjuntos temporales pueden ser adverbios o grupos adverbiales (mañana, después de la cena), grupos preposicionales (a las ocho, en agosto), grupos nominales (este año, dos veces: Categorías a las que pertenecen los adjuntos​​​​​​​) y también oraciones subordinadas (mientras se levanta). Se subdividen en complementos de localización: esta semana, por la mañana, recientemente; de duración: brevemente, para siempre, y de frecuencia: diariamente, ocasionalmente (Adverbios de frecuencia). Los sustantivos que expresan tiempo se asocian tradicionalmente con los complementos circunstanciales, y esa es su función más habitual. No obstante, pueden desempeñar también otras, e incluso ser sujetos, como en El otoño nos traerá ese regalo que a usted y a mí nos gusta tanto (Cano Gaviria, Abismo). Existe relación entre los adjuntos temporales y los de lugar, pero también entre los primeros y los que expresan compañía (en el sentido amplio de concurrencia o concomitancia): Despertaban con los primeros cantos del gallo (Allende, Eva). También existe relación entre los adjuntos de tiempo y los de manera. Así, la oración os invitados se fueron marchando de la esta lentamente puede querer decir que se espaciaron ciertas salidas o bien que los invitados se movían con lentitud. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: