Рекламный блок

Propiedades de la información temática y de la información remática

Como se explica en la sección anterior, la información temática denota la materia sobre la que se dice algo. Tal información no siempre ha sido mostrada, anticipada o introducida en el texto de forma explícita, pero el hablante la presenta como supuesta o como si fuera conocida efectivamente por el oyente. La información temática tiende a elidirse o a sustituirse por un pronombre. Así, a la pregunta ¿A quién ha llamado Luisa? podrá responderse A su mamá, donde se aporta únicamente la información remática. Sin embargo, también son posibles otras respuestas que incluyen elementos temáticos: Ha llamado a su mamá o Luisa ha llamado a su mamá. De manera similar, la pregunta ¿Has visto a José últimamente? podría contestarse con la expresión Lo vi ayer. En este caso no se elide el tema (José), pero se presenta en la forma de un pronombre personal (lo). 

Mientras que la información temática tiende a elidirse y a pronominalizarse, la de naturaleza remática no se omite y se sitúa generalmente en posición final. Está marcada, además, por ciertas propiedades acentuales. Así, una respuesta natural a la pregunta ¿Quién ha llamado? sería Ha llamado tu hermano. No lo sería, en cambio, Tu hermano ha llamado, salvo que tu hermano se marque con prominencia tonal. Solo las palabras tónicas pueden ser remas. De este modo, a la pregunta ¿A quién le gustó la película? se podría responder Me gustó a mí, con un elemento tónico ubicado al final del enunciado, pero no se respondería Me gustó, ya que los pronombres átonos (en este caso me) no son remáticos. 

Como se ve, la estructura informativa de las oraciones ha de ser validada por el contexto en el que se insertan. Por lo general, los grupos nominales de nidos en posición preverbal tienden a ser interpretados como información temática, puesto que se vinculan con algún referente conocido o ya presentado, como en El coche frena mal en las curvas. De manera análoga, el sujeto de la oración Las angiospermas tienen los carpelos en forma de ovarios puede ser temático si esa expresión se usa en una clase sobre las angiospermas. Sin embargo, si la misma oración se emplea sin haber hecho antes mención de tal clase de plantas, toda ella —y no solo su sujeto— constituiría la información nueva. 

El contexto previo o la situación presentada en el discurso anterior son igualmente necesarios para determinar el segmento que ha de interpretarse como información nueva. Así, en la oración Clara [le regaló a su hijo un libro de cuentos el día de su cumpleaños] puede aportar información nueva el segmento subrayado (sobre todo si, en relación con el libro ya mencionado, se indica con qué motivo se hizo el regalo), el segmento marcado entre corchetes (como respuesta a la pregunta ¿Qué hizo Clara?) o bien toda la secuencia —incluido el sujeto—, en ausencia de un contexto previo. Los segmentos restantes (Clara, a su hijo, un libro de cuentos) también podrían constituir información remática, pero para ello deberían marcarse con acento enfático, ya que no ocupan la posición final de la oración. Si la estructura informativa de una secuencia no es validada por el contexto en el que se inserta (en el sentido de ‘interpretada en función de la información que este aporta o que permite interpretar como supuesta’), puede resultar inapropiada discursivamente, aunque sea una oración gramatical. Así, la secuencia o prefiero es inapropiada como respuesta a la pregunta re eres un libro o una pelota , ya que, aunque se identifica de forma correcta en ella el referente del pronombre lo (es decir, un libro), la respuesta presenta indebidamente un pronombre átono como información remática. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: