Рекламный блок

Efectos de contagio y relaciones de concordancia en las copulativas enfáticas de relativo

Las copulativas enfáticas de relativo muestran una serie de peculiaridades sintácticas que se han atribuido a efectos de contagio (también llamados de conectividad), ejercidos sobre ellas por las variantes no perifrásticas correspondientes o por el foco de la construcción desde una posición externa a la relativa. Entre esas peculiaridades están las que se describen a continuación. 

Los rasgos de persona en el verbo de la oración de relativo. El verbo ser de las copulativas enfáticas de relativo concuerda con el foco en número y persona: Soy yo el que llamó; Fuiste tú la que se equivocó; Eran ellos los que iban a encargarse. Esa correspondencia se extiende a veces al verbo de la relativa: Soy yo el que llamé, en lugar de Soy yo el que llamó. En los registros formales se prefiere esta última variante, sobre todo si la oración de relativo aparece en posición final. 

La concordancia de los pronombres reflexivos. El pronombre reflexivo concuerda en tercera persona con el relativo el que en Eres tú el que habla siempre de sí mismo. Se registra, no obstante, la variante Eres tú el que hablas siempre de ti mismo, por contagio de los rasgos de persona del pronombre , que proporciona el foco de la construcción. La primera opción es la que se prefiere en los registros formales. 

El tiempo del verbo ser. La alternancia entre las dos opciones que se muestran en En esta casa {fue ~ es} donde murió, sinónimas e igualmente correctas ambas, indica que el tiempo del verbo ser en la primera está asimilado al de la oración subordinada (murió) y ha perdido, por tanto, su valor propio. Este tiempo verbal carece, de hecho, de naturaleza deíctica. El verbo ser de las copulativas enfáticas de relativo ha sido considerado un mero signo de igualdad entre dos términos. 

La persona y el número del verbo ser. Los pronombres de primera y segunda persona, en función de focos de las copulativas enfáticas, imponen siempre sus rasgos de número y persona al verbo ser: Soy yo el que...; Eres tú quien...; Nosotros somos los que... Los demás focos imponen al verbo ser estos mismos rasgos en posición posverbal. La concordancia de número se extiende al relativo: Eran estos papeles los que me hacían más falta; Es más dinero lo que tenemos que pedirle. Se observan alternancias en la concordancia con los relativos neutros. Las muestra, en efecto, el verbo copulativo cuando aparece seguido por un foco con rasgos de plural, como en Lo único que compré {es ~ son} estos libros. En cambio, si el foco aparece al comienzo, aunque se construya en plural, predomina el singular en el verbo: Discos de jazz es lo que oye ahora; Estos libros es lo único que compré, preferible a ... son lo único que compré. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: