Рекламный блок

Concepto, marcas gramaticales y tipos de sujetos

El término sujeto designa una función sintáctica y se aplica también —por extensión— al elemento que la desempeña. En efecto, el pronombre yo es el sujeto de estaba en Yo estaba allí, y la ciudad lo es de tiene en La ciudad tiene sus casas y sus calles y sus habitantes (Loynaz, Jardín). Como noción sintáctica, el sujeto contrasta con otras posibles funciones que pueden incidir sobre el verbo (complemento directo, indirecto, etc.). Como se explica en Funciones sintácticas y marcas de función, el término designa también un concepto semántico cuando se opone a predicado: en este sentido, la ciudad es el sujeto del predicado subrayado en La ciudad tiene sus casas y sus calles y sus habitantes. Esta segunda interpretación —a veces llamada sujeto de predicación— es más abarcadora que la primera, ya que no requiere necesariamente la presencia de un verbo, como se ve en las expresiones subrayadas a continuación: ¿Enfadada yo?; Perro ladrador, poco mordedor; Magnífico, el partido de ayer, entre otras similares. Ambas interpretaciones de la noción de sujeto se han usado de forma alternativa en la gramática tradicional y en la moderna. 

Los exponentes formales o marcas gramaticales de la función de sujeto son fundamentalmente tres: la concordancia con el verbo, el caso (en ciertos pronombres) y la posición sintáctica que ocupa. El sujeto concuerda en número y persona con el verbo, como en La caja [3.a persona, singular] contenía [3.a persona, singular] caramelos o en Nosotros [1.a persona, plural] estábamos [1.a persona, plural] en un gran salón (Semprún, Federico Sánchez). El caso es una propiedad morfológica de los pronombres personales relativa a su función sintáctica (Morfología flexiva). El correspondiente al sujeto es el caso recto o nominativo: el pronombre yo en Yo te llamaré o el pronombre nosotros en el texto de Semprún. Si dos grupos nominales análogos satisfacen la concordancia, la posición sintáctica preverbal es la que permite identificar el sujeto. Así, el sujeto de la oración La perfección ama el desastre (Bryce Echenique, Martín Romaña) es la perfección. No obstante, el sujeto puede también seguir al verbo o a otros complementos, como en Cuando ayer caían los precios en picada entró el pánico (Nación [Arg.] 28/6/1992).

Los sujetos pueden clasificarse desde varios puntos de vista: 

A.El categorial, que determina las clases sintácticas que pueden ser sujeto. 

B. El de la diátesis verbal, que afecta a la diferencia entre los sujetos de las oraciones activas y los de las pasivas, así como a la relación entre estructuras activas y medias, y otros pares similares. 

C. El léxico, que atiende a la interpretación semántica de los sujetos y a los paradigmas que estos forman. 

D. El relativo al contenido fonético del sujeto o a su presencia en la oración, que permite dividir los sujetos en expresos y tácitos. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: