Рекламный блок

Categorías gramaticales que pueden ser sujeto

Pueden desempeñar la función de sujeto los sustantivos (Falta sal; Javier trabaja bien) y los grupos nominales (Los invitados disfrutaban de la fiesta; Llega el tren; Esta camisa roja destiñe; No me sirven tus disculpas). Si el sujeto aparece en posición preverbal, el sustantivo lleva normalmente algún tipo de determinante, como en la oración Los perros jugaban en la playa, en la que el artículo los resulta imprescindible. Los grupos nominales que no llevan determinante (llamados también escuetos) ejercen la función de sujeto preverbal en los titulares de prensa en el español de muchos países americanos, como se señala en Funciones sintácticas que desempeñan los grupos nominales escuetos, y en algunos otros contextos restringidos. No obstante, pueden desempeñarla también en este contexto si contienen un complemento especificativo que aporte información determinativa, como los subrayados en los ejemplos que siguen: 

Limosnas así manchan los cielos (Alberti, Adefesio); Casos como este son los que intenta evitar la UEFA con su nueva fórmula (Vanguardia [Esp.] 19/5/1991); Gente de negro, con aspecto decaído, se deslizaba por las aceras con los paraguas colgados del brazo (Leguina, Nombre). 

Los sujetos preverbales sin determinante se forman también con grupos coordinados, como en Crueldad y ternura son en él una misma cosa (Umbral, Mortal ), así como en las llamadas construcciones de relieve: Pues saliva es lo único que puedo ofrecerte (Gala, Invitados). Véase también Funciones sintácticas que desempeñan los grupos nominales escuetos en relación con estas cuestiones. 

Pueden desempeñar la función de sujeto en posición posverbal los grupos nominales escuetos construidos con nombres no contables en singular o contables en plural, en especial si la ejercen respecto de ciertos predicados, como los inacusativos, que expresan existencia, aparición o acaecimiento, los de las oraciones pasivas y también los intransitivos llamados propios o puros en construcciones introducidas por un complemento locativo (para más detalles, véase Funciones sintácticas que desempeñan los grupos nominales escuetos): 

En determinadas regiones del país, si pones un palo seco, salen flores y salen hojas (País [Esp.] 2/8/1988); Está cayendo nieve como para dejar helados a los esquimales (Leguina, Nombre); En la granja no fueron hallados explosivos ni armas (Mundo [Esp.] 6/10/1994); En una época temprana ya se hacían azúcares (Ortiz, Contrapunteo); Aquí sobra gente para encargarse de esa campaña (Uslar Pietri, Oficio). 

También pueden ser sujetos los pronombres (Yo no soy médico; Alguien lo hará; Se ha caído eso; ¿Qué sucede?) y los grupos pronominales (¿Cuál de las actrices ha sonreído?; Cualquiera de estas me vendrá bien; Nada de eso me ha gustado). Se asimilan a los grupos nominales las relativas libres encabezadas por los relativos quien, cuanto y sus variantes, así como las relativas semilibres introducidas por «artículo + que». Así, la expresión subrayada en Quien corrompe para halagar y triunfar no consigue sino la esclavitud y la muerte (Hoy [Ec.] 10/2/1997), equivalente a El que corrompe para halagar y triunfar... o a La persona que corrompe para halagar y triunfar..., ejerce la función de sujeto, pero no constituye una subordinada sustantiva, sino un grupo nominal. 

Pueden desempeñar la función de sujeto, sea preverbal o posverbal, las oraciones subordinadas sustantivas de todos los tipos: las declarativas o enunciativas con verbo en forma personal: Solo le gusta que nada me pase (Wolff, Álamos); El que estemos aquí no significa que nos hayamos reincorporado (País [Esp.] 18/6/1997), o con infinitivo: Casi no comía, ni le importaba comer cualquier cosa (Belli, Mujer); también las interrogativas indirectas: No se nos comunicó si se ampliaría o no el plazo; No creo que le importara mucho quién era yo (Bryce Echenique, Martín Romaña) y las exclamativas indirectas: Es extraño cuántas veces dormido vuelvo a pasar entre estos portales (Cabrera Infante, Habana). 

Salvo en circunstancias especiales, a menudo polémicas, el resto de las categorías no puede desempeñar la función de sujeto. Así, los adjetivos que han pasado a pertenecer a la clase de los sustantivos a través de alguno de los procesos que se estudian en Adjetivo y sustantivo, Propiedades fundamentales del artículo​​​​​​​ y La alternancia un / uno forman, como ellos, grupos nominales: El impermeable fue olvidado en aquel perchero; Había llegado al pueblo un extranjero; El azul del cielo hacía mella en los ojos. Son también nominales los grupos sintácticos que se ajustan a la pauta «lo + adjetivo» (Lo barato no siempre es de buena calidad), así como los que contienen un adjetivo que modifica a un sustantivo tácito (rosas, máquinas) recuperable del contexto previo: Tratándose de rosas, me gustan las rojas; Seguíamos usando máquinas anticuadas porque no nos habían llegado mejores. 

Los grupos preposicionales y adverbiales no desempeñan la función de sujeto. Se considera generalmente, sin embargo, que pueden ejercerla los que aparecen en ciertas oraciones copulativas formadas con el verbo ser, como Detrás de las cortinas es un buen sitio para esconderse; A las cuatro es una buena hora para comenzar la reunión; Ahora es la mejor hora para estar serenas (Martín Recuerda, Arrecogías), en las que los elementos subrayados contienen información referencial suficiente para identificar un lugar o un intervalo temporal. No suelen considerarse sujetos, en cambio, sino más bien modificadores circunstanciales cercanos a los predicativos, los grupos preposicionales encabezados por entre en oraciones que expresan una acción conjunta, como Entre los dos subieron el piano. Estos grupos son, en efecto, compatibles con los sujetos léxicos plenos: Diego y Pablo subieron el piano entre los dos. En consonancia con este análisis, no se obtienen las variantes pasivas de esas secuencias (*El piano fue subido por entre los dos). Por el contrario, se consideran generalmente sujetos los grupos nominales encabezados por hasta cuando se asimila al adverbio incluso, como en Hasta el portero se enteró de la disputa. Otros gramáticos, sin embargo, entienden que hasta el portero constituiría una aposición explicativa de un cuantificador implícito, como todos o cualquiera, de modo que la oración anterior equivaldría aproximadamente a Todos, hasta el portero, se enteraron de la disputa. Ambos análisis pueden extenderse al segmento subrayado en Desde el rey hasta todos los servidores de la Corte se aprestaban a ganarlas con un retiro espiritual y una confesión completa de los pecados (Uslar Pietri, Visita). Ejercen el papel de sujeto grupos nominales como el subrayado en Alrededor de doscientas personas se manifestaron ayer en la plaza del Comercio, en el que alrededor de introduce una expresión cuantificativa sin alterar la naturaleza nominal del sujeto. Es polémico si las oraciones condicionales constituyen o no sujetos oracionales en construcciones como Sería diferente si ustedes se casaran (Belli, Mujer) o Será mejor si empieza a colaborar (Silva, L., Alquimista). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: