Рекламный блок

Alternancias relacionadas con la diátesis

Las alternancias de diátesis fundamentales del español son dos: la «activa – pasiva» y la «activa – media». Tanto en la variante activa El montañero escaló la roca como en la pasiva La roca fue escalada por el montañero, el grupo nominal el montañero constituye el agente del predicado escalar, y la roca representa el paciente. Sin embargo, desde el punto de vista sintáctico la roca es el complemento directo de la primera, pero el sujeto de la segunda, tradicionalmente denominado sujeto paciente. A su vez, el montañero es el sujeto de la primera, y un complemento adjunto en la segunda, llamado complemento agente. Se aceptará aquí, como se hace en la tradición, el análisis que extiende la denominación de complemento agente a las oraciones cuyo verbo no expresa una acción, como en Llama la atención que estas tradiciones campesinas se mantengan en una región rodeada por un cinturón urbano (Proceso [Méx.] 26/1/1997). La distribución entre funciones semánticas y funciones sintácticas que se ha presentado se da en los dos tipos de oraciones pasivas: la perifrástica o de participio (La carta fue leída) y la refleja (La carta se leyó). Los complementos agentes pueden omitirse según el hablante desee o no hacer expresa la información que corresponde a ese participante. El complemento agente aparece explícito en El menor de los hermanos, Antonio, fue enviado por el padre a Nueva York (Serrano, M., Vida), pero está ausente en En 1943, fue enviado a Inglaterra para entrar en contacto con los científicos británicos (Volpi, Klingsor). 

La alternancia «activa – media» puede ejemplificarse con el par El sol seca los campos (activa) ~ Los campos se secan (media). En ambos casos, el grupo nominal los campos designa al paciente, pero es complemento directo en la primera oración y sujeto en la segunda. La misma alternancia se da con otros verbos que pueden ser transitivos o intransitivos, como engordar, hervir o mejorar, con la diferencia de que sus variantes intransitivas no son pronominales. Se ilustran a continuación ambos usos (transitivo activo e intransitivo medio): 

Con los buenos y abundantes alimentos las engordaban [a las niñas] y ponían lucías, como los cristianos engordábamos a los cochinos (Ortiz-Armengol, Aviraneta); No, no necesito pan, queda pan de ayer, estoy engordando demasiado (Vázquez, Á., Juanita Narboni); Pidió a la población que hierva el agua (ABC 14/10/1986); El agua para el café hervía ahora incontenible (Collyer, Habitante); Es una expresión permanente para que la industria mejore su productividad y competitividad (Nacional 12/1/1997); Se retiene más el agua, filtra más y escurre menos, la productividad mejora (Nación [Arg.] 4/7/1992). 

Tanto en los verbos pronominales como en los no pronominales, la variante transitiva es causativa: secar equivale a hacer secarse y engordar, a hacer engordar. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: