Рекламный блок

Alternancia de los sujetos tácitos y los pronombres personales

Cuando el sujeto es un pronombre personal, reitera la información que proporciona la desinencia verbal. Sin embargo, aporta a menudo énfasis (sea o no contrastivo) o algún otro tipo de relieve informativo que, por su naturaleza átona, las desinencias no pueden proporcionar. Así, a la pregunta ¿Llamó Jaime? puede responderse No, llamé yo, o también No, YO llamé, donde el sujeto se interpreta como foco contrastivo; las mayúsculas del segundo ejemplo representan el acento enfático con que se pronuncian los sujetos interpretados como focos. No constituiría, en cambio, una respuesta apropiada la oración No, llamé, puesto que el sujeto tácito no puede recibir tal interpretación. 

Los sujetos tácitos de tercera persona son característicos de las oraciones que retoman un tema discursivo presentado en el discurso previo, de forma que la nueva predicación se aplica a una entidad ya introducida. Así pues, si en el ejemplo Los ladrones actuaron como si estuvieran en su casa. Fueron a la cocina, donde se apoderaron de la fruta (adaptación del citado en Interpretaciones de los sujetos no expresos) se hubiera agregado el pronombre ellos delante de los verbos de la segunda oración, tal pronombre se habría interpretado de forma contrastiva y obligaría, por tanto, a buscar otro referente discursivo que pudiera oponerse al anterior (los ladrones). De forma análoga, no sería extraño construir el enunciado Yo soy Javier García (con el pronombre yo como tema o tópico contrastivo), en alternancia con la variante sin el pronombre, si alguien se presenta a sí mismo en una reunión en la que otras personas hacen lo propio, pero resultaría muy extraño al comienzo de una llamada telefónica (frente a Soy Javier García). La razón de esa marcada diferencia radica en que en la conversación telefónica el sujeto de la oración no identifica o individualiza a una persona frente a otras. Un contraste similar se percibe en la presencia del pronombre ella en Cuando ella estudia, María no escucha música, que no se interpreta como referido a María, a diferencia del sujeto tácito en Cuando Ø estudia, María no escucha música. 

No alternan los sujetos tácitos con los expresos en las oraciones impersonales a las que se hizo referencia en Propiedades de los sujetos pronominales tácitos. Llaman a la puerta no es equivalente a Ellos llaman a la puerta. Asimismo, si se sustituye el sujeto tácito Ø en Nadie dijo que Ø tuviera hambre por los pronombres él o ella, se entenderá que no se hace referencia al indefinido nadie, sino a un antecedente introducido en el discurso o señalado mediante deixis (Tipos de deixis). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: