Рекламный блок

Complementos de régimen con las preposiciones en y entre

La preposición en encabeza grupos preposicionales de sentido locativo que se analizan como complementos circunstanciales (Trabaja en su casa; Compró leche en el mercado), pero también complementos de régimen. Los límites entre los complementos argumentales de ubicación (El complemento de régimen y otras funciones sintácticas) y los complementos de régimen con en son especialmente escurridizos cuando esta preposición encabeza los complementos de verbos de movimiento (físico o figurado) hacia el interior de algo: entrar, internarse, introducir, meter, profundizar, etc., por lo general en alternancia con a en el español de América. A ellos se asimilan otros verbos que no denotan movimiento físico: entrometerse, incurrir, influir, inmiscuirse, involucrarse, como en ¡Conste que no he influido en su decisión! (Cabrujas, Día). 

La preposición en introduce también complementos de régimen con verbos que designan estados o cambios de estado. Unos expresan la propiedad constitutiva de alguna cosa, como consistir, cifrar(se), radicar (La diferencia radica en el precio); otros, la acción de asignarles valor, como calcular, estimar(se), evaluar o tasar (Fue tasado en 50 millones). El término de la preposición denota el resultado de algún cambio con varios verbos que expresan transformación: convertir(se), dividir(se), romper(se), transformar(se), etc., como en convertirse en princesa o romperse en fragmentos. Otros verbos que introducen la misma preposición designan acciones impetuosas, como en estallar en llanto, prorrumpir en sollozos. Se recomienda evitar el anglicismo resultar en por convertirse en, como en La reunión resultó en un éxito, en lugar de la variante correcta La reunión resultó un éxito. Seleccionan también complementos de régimen con la preposición en los verbos que indican aumento o disminución en la magnitud en la que se produce algún cambio (mejorar en calidad, crecer en sabiduría, ahorrar en calefacción), así como los adjetivos que se asimilan a ellos (superior en bondad, rico en vitaminas). 

El término de la preposición en designa el ámbito, la especialidad o el asunto al que se aplica la noción designada por un predicado con algunos verbos de pensamiento ( pensar, meditar, con ambos en alternancia con sobre), de disposición hacia las personas o las cosas (confiar, creer, dudar, vacilar), o de semejanza y diferencia (coincidir, estar de acuerdo, diferenciar(se), distinguir(se), parecerse). 

Como se vio en Restricciones gramaticales en el término de las preposiciones y las locuciones preposicionales, la preposición entre solo suele admitir como término los grupos sintácticos que designan grupos de individuos o conjuntos (entre los papeles), o bien sustancias que se puedan concebir como agregados de corpúsculos (entre la harina). Seleccionan esta preposición los verbos diferenciar o distinguir, así como otros que contienen el prefijo inter- (intercalar, interceder, internarse, interponerse), a menudo en alternancia con en. La escogen asimismo los sustantivos que denotan relaciones simétricas entre grupos de entidades (contrato, cooperación, debate, diálogo, encuentro, mezcla, negociación, paralelismo, parentesco, pleito, pugna, vínculo) o bien comparación entre ellas (desequilibrio, igualdad, (in)compatibilidad, similitud). Con entre se expresa también el movimiento que puede realizarse en el espacio delimitado por dos o más extremos (viaje entre las montañas), pero es dudoso que en este uso el complemento con entre constituya un complemento de régimen. Se asimilan, en cambio, a ellos los que introducen ciertos sustantivos que denotan el espacio que media entre dos cosas ( frontera, distancia, brecha). También se construyen con la preposición entre varios verbos que indican variación o vacilación ( fluctuar, oscilar, titubear, vacilar), así como otros que denotan selección, distribución o prominencia: 

Hizo imprimir unos volantes alabando las cualidades del ex primer bailarín del Ballet Imperial y los distribuyó entre la gente (Jodorowsky, Pájaro); Dijo Schopenhauer que uno debe escoger entre la soledad y la vulgaridad (Cabrera Infante, Habana); Les importa poco la posteridad o destacarse entre los demás (Allende, Ciudad); En estos parajes todo acaba reduciéndose a proporciones que fluctúan entre el carnaval desvaído y la triste ironía (Mutis, Maqroll); La brisa y la luz acortaban la distancia entre el sitio de donde partió y el sitio a donde esperaba llegar (Lezama, Oppiano).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: