Рекламный блок

El verbo quedar(se)

Quedar(se) se elige por defecto para designar procesos que desembocan en estados transitorios, expresados por predicados que se construyen con estar. Se distinguen dos valores de quedar(se): como verbo de cambio de estado (El cuarto (se) quedó vacío; (Se) quedó dormido), y como verbo de permanencia: Me quedé sentado; (Se) quedó despierto

La primera interpretación de quedar(se) es propia de los adjetivos que expresan estados carenciales (calvo, ciego, cojo, huérfano, mudo, paralítico, solo, soltero, sordo, vacío, viudo), pero también de los que designan ausencia de acción (cortado, inmóvil, quieto, rígido, tieso) u otros estados anímicos transitorios, a menudo causados por alguna impresión: absorto, atónito, boquiabierto, estupefacto, frío, patidifuso, perplejo, preocupado, sorprendido. Este verbo semicopulativo se comporta como la variante intransitiva de dejar, como se ve en el par El accidente lo dejó ciego ~ (Se) quedó ciego por el accidente. En los siguientes ejemplos se subraya la forma se con trazo discontinuo solo cuando puede omitirse: 

Afortunadamente no era agua zafia de buena calidad y el Muelas se quedó calvo, pero vive todavía (Ibargüengoitia, Crímenes); Aunque Nona, la más bella de todas, se quedó viuda, es una suerte que se haya casado tan bien casada con ese apellido (Morón, Gallo); Magnetizado, absolutamente fuera de sí, se quedó absorto ante su rostro (Chase, Pavo); Al amanecer Nicanor se quedó tranquilo (Prada Oropeza, Hora). 

En algunas de estas alternancias se perciben ciertas diferencias de registro lingüístico, más elevado en ausencia de se: La sala {quedó ~ se quedó} en penumbra; Todos {quedaron ~ se quedaron} estupefactos. La variante no pronominal se prefiere asimismo en la zona noroccidental de España; en muchos países americanos es más frecuente la forma sin se (quedar) cuando el cambio de estado se presenta como estable o se desea sugerir que se prolonga durante cierto tiempo.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: