Рекламный блок

Aspectos sintácticos y léxicos de la distinción entre ser y estar

Como se explicó en Aspectos semánticos de la distinción, los atributos nominales se construyen con ser. Se registran escasas excepciones, como Estaba jefe de sección, en el área mexicana. No son excepciones, en cambio, construcciones como estar {burro ~ mosca ~ perro ~ pez} y otras similares de distribución geográfica desigual, en las que los sustantivos se interpretan como adjetivos calificativos (Adjetivo y sustantivo): estar completamente pez. La alternancia ser ~ estar es más sistemática en pares como Fue torero (sustantivo) ~ Estuvo (muy) torero (adjetivo), y en ejemplos como Muy filósofo estás, Sancho (Cervantes, Quijote II); Es el Sr. de Argüelles. ¡Buen pájaro está! (Galdós, Episodios). 

Eligen ser los adjetivos de relación, como digital, económico, geográfico, literario, musical, político, etc. Algunos de ellos pueden usarse como adjetivos calificativos y, en tales casos, es posible la alternancia: {Es ~ Está} muy diplomático. Alternan las dos cópulas con los adjetivos que designan propiedades físicas sujetas a alteración, como en Su nariz es roja ~ Su nariz está roja; Ramón es gordo ~ Ramón está gordo. Se elige, en cambio, únicamente ser en La calle es ancha porque no se atribuye al referente del sujeto la capacidad de alterar sus dimensiones. Sin embargo, con estos adjetivos el dativo posesivo favorece el uso de estar, en alternancia con quedar en España. En la mayor parte de los países americanos solo se emplea este último verbo: La falda le {está ~ queda} ancha frente a La calle es ancha; Te {están ~ quedan} cortos los pantalones frente a La vida es corta. 

Forman oraciones copulativas con ser muchos adjetivos de naturaleza modal que admiten como sujetos subordinadas sustantivas, como en Es posible que llueva; Era importante que estuvieras aquí a las cuatro en punto. Otros se usan con estar en España, como Está feo que yo hable así de mí mismo (Jardiel, Eloísa) o Está claro que el mar era su pasión (Aldecoa, Cuentos). En estos casos se prefiere quedar en casi toda América, o bien se da la alternancia entre estar y quedar

Eligen asimismo ser gran número de adjetivos que denotan rasgos valorativos de las personas o las cosas, muy frecuentemente del carácter o la personalidad de los individuos, como amable, cobarde, cortés, decidido, ejemplar, espantoso, espléndido, estudioso, exigente, el, maravilloso, prudente, ruin, sensible, sesudo, sincero, singular, terrible, torpe, tranquilo, valiente. Muchos de los adjetivos de este grupo admiten, sin embargo, usos con estar cuando se designan comportamientos particulares o circunstanciales, como lo muestra el contraste entre La expresión de su rostro es tranquila, triste y tranquila (Bolaño, Detectives) y Fíjate en ese charco, lo ves sucio, pero está tranquilo (Jodorowsky, Pájaro). Parecería inesperada la presencia de ser en el par El conserje {estuvo ~ fue} muy amable conmigo esta mañana (Aspectos semánticos de la distinción), ya que en este contexto se expresa una propiedad episódica de un individuo. No obstante, estos adjetivos —y otros como cariñoso, distante, encantador, frío, generoso, grosero, simpático, sincero, etc.— denotan comportamientos que afectan a otras personas. El predicado del que forman parte puede denotar, en consecuencia, una acción Fue amable~Actuó amablemente; En esta ocasión {ha sido muy elegante ~ ha actuado con mucha elegancia}. 

Como se dijo en Aspectos semánticos de la distinción, se construyen con estar numerosos adjetivos que comparten su raíz léxica con los verbos correspondientes, como los formados sobre los antiguos participios truncos (descalzo, desnudo, lleno, maduro, marchito, quieto, vacío), aunque algunos admiten también ser (limpio, sucio). En cambio, los adjetivos de forma participial que se construyen con ser se asimilan a los calificativos y carecen de interpretación resultativa, como Eugenio es muy conocido; La película es muy entretenida; Este libro es muy aburrido (‘causa aburrimiento’). A este valor causativo del adjetivo aburrido se opone el del participio adjetival aburrido, que denota un cambio de estado (El participio y las clases de verbos) y se construye con estar: Estoy aburrido. Tienden a rechazar estar los adjetivos que expresan siempre valor causativo: angustioso, preocupante, terrorífico, etc. 

La distribución entre los verbos copulativos ser y estar se ajusta, en sus rasgos fundamentales, a la oposición entre los atributos caracterizadores y los de estadio. No obstante, numerosos adjetivos pueden pertenecer a los dos grupos, lo que se refleja en la elección del verbo copulativo. Contrastan así las oraciones Es {nerviosa ~ tranquila ~ alegre}, en las que se habla del carácter o el temperamento de alguien, con Está {nerviosa ~ tranquila ~ alegre}, en las que se describe algún estado circunstancial en el que la persona se halla. Existen cambios más marcados en la significación del adjetivo en otras oraciones copulativas construidas con ser o con estar, como se aprecia en los pares siguientes: 

ser discreto (‘prudente’, entre otros sentidos)~estar discreto (‘poco brillante’, entre otros sentidos);
ser fresco (‘desvergonzado’, también ser un fresco)~estar fresco (‘recién recogido, hecho’);
ser listo (‘inteligente’, más usado en España) ~ estar listo (‘dispuesto’, ‘preparado’, ‘terminado’);
ser maduro (‘tener madurez, buen juicio’) ~ estar maduro (‘haber madurado’);
ser malo (‘malvado’, ‘de poca calidad’)~estar malo (‘desagradable’, ‘de mal sabor’, ‘enfermo’);
ser rico (‘adinerado’) ~ estar rico (‘sabroso’);
ser sano (‘saludable’) ~ estar sano (‘con buena salud’);
ser vivo (‘listo’, ‘mentalmente ágil’) ~ estar vivo (‘con vida’). 

La naturaleza léxica del sujeto resulta ser un factor fundamental en algunos de los pares mencionados y en otros similares: ser delicado un asunto (‘resultar comprometido o embarazoso’) ~ estar delicada una persona (‘manifestar salud endeble o quebradiza’). Varias propiedades y estados transitorios que se aplican a las personas o a las cosas materiales se conciben a menudo como inherentes o definitorias cuando se aplican a nociones más abstractas, como en Su marido está grave, pero La enfermedad de su marido es grave, o en El conserje {era ~ estaba} atento, pero El comportamiento del conserje era atento. 

Los complementos del adjetivo calificativo (Complementos de régimen de adjetivos) pueden influir en ocasiones en la elección de la cópula, sobre todo con adjetivos que se refieren a sentimientos o afecciones del ánimo, como se ejemplifica a continuación: 

{ser / estar} celoso ~ estar celoso de alguien; {ser / estar} casado ~ estar casado con alguien; {ser / estar} ansioso ~ estar ansioso por regresar; {ser / estar} aburrido ~ estar aburrido de algo o de alguien; {ser / estar} decidido ~ estar decidido a algo. 

Estos contrastes muestran que los adjetivos que admiten ser y estar (ser o estar celoso, casado, ansioso...) suelen elegir estar cuando se construyen con complemento preposicional (estar celoso de alguien, casado con alguien, ansioso de algo...). Algunas de estas alternancias pueden ser reflejos de cambios en el significado del adjetivo: ser seguro (‘libre de riesgo’, ‘cierto’) ~ estar seguro de algo (‘convencido’); ser interesado (‘moverse por interés’)~estar interesado en algo (‘tener interés en algo’); ser orgulloso (‘arrogante, altivo’) ~ estar orgulloso de algo o de alguien (‘legítimamente satisfecho’), aunque también se registra ser orgulloso de algo. Por el contrario, el adjetivo consciente se usa con complemento cuando se construye con ser (Es consciente de su problema ‘Tiene conciencia de él, lo percibe’), no cuando se construye con estar (Ya está consciente ‘Ya volvió en sí’, entre otros significados próximos). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: