Рекламный блок

Aspectos semánticos de la distinción

Una de las características más debatidas del español es la elección entre ser y estar en las oraciones copulativas en función de las propiedades del atributo. Para explicarla se han propuesto varias distinciones. 

Una primera distinción se basa en la suposición de que el verbo ser se com bina con atributos que designan características permanentes de los sujetos, mientras que estar lo hace con atributos que indican propiedades transitorias, y por ello accidentales. Se piensa hoy que esta diferenciación, que se remonta a algunos tratados clásicos, presenta dificultades. Por un lado, los predicados nominales se combinan con ser aun cuando designen propiedades transitorias: Ángel es estudiante de tercero de Farmacia; Ana es profesora suplente en esta escuela; El conserje fue muy amable conmigo esta mañana (aquí en alternancia con estar). Por otro lado, fuera de las oraciones pasivas, los participios se combinan con estar aunque indiquen propiedades no sujetas a alteración: Está muerto; Estaba transplantado del riñón. 

La oposición entre ser y estar se ha interpretado más recientemente como una de las manifestaciones del aspecto léxico. Así, la oración El muchacho es alto no describe exactamente un estado permanente del muchacho, sino más bien una propiedad que se le atribuye como característica suya, mientras que El muchacho está alto pone de manifiesto más bien que el que habla percibe en el citado mu chacho un cambio en relación con su recuerdo o con sus expectativas, es decir, un estado diferente del que conocía o esperaba. n contraste similar opone Es muy joven a Está muy joven. Los atributos introducidos por estar, entre los que figuran los participios y los adjetivos que proceden de los antiguos participios truncos (agotado, limpio, maduro, muerto, seco: Adjetivos de nivel individual y adjetivos episódicos y Semejanzas entre participio y adjetivo) se interpretan con un sentido resultativo, es decir, como resultado de un cambio de estado. 

Las cópulas se han vinculado también a la distinción entre los predicados caracterizadores o de individuo y los de estadio o episódicos (Adjetivos de nivel individual y adjetivos episódicos). Así, los atributos que se construyen con ser suelen designar características de los individuos que no surgen como efecto de ningún cambio, por lo que rechazan modificadores que las limiten a una situación particular. De este modo, en Marta es ingeniosa se dice que la propiedad del ingenio caracteriza a Marta como persona. Por el contrario, los predicados de estadio designan propiedades del sujeto relativas a una situación concreta, como en Azucena está guapa con ese vestido. La distinción entre ambos tipos de predicados se aplica también a las locuciones adjetivales, como se ve en el contraste entre ser de buen corazón (o de armas tomar, de cuidado, de la cáscara amarga, de malas o de pocas pulgas) y estar de buen humor (o a oscuras, a salvo, a solas, de luto, de paseo, de viaje, de vuelta, en pie, en peligro, en vilo).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: