Рекламный блок

Concepto de subordinada sustantiva y propiedades que las distinguen

Se denominan tradicionalmente oraciones subordinadas sustantivas (también cláusulas sustantivas o proposiciones sustantivas, además de oraciones completivas) las que desempeñan las funciones características de los sustantivos o de los grupos nominales (sujeto, complemento directo, término de la preposición, etc.). Así, el segmento subrayado en Los trabajadores deseaban que les subieran el salario un quince por ciento es una subordinada sustantiva que desempeña la función de complemento directo. Es indicio, además, de su naturaleza sustantiva el que puedan coordinarse con grupos nominales, como en Los trabajadores deseaban que les subieran el salario y mejores condiciones de trabajo, o alternar con ellos, como en Los trabajadores deseaban {que les subieran el salario ~ una subida de salarios}. Las subordinadas sustantivas se pueden sustituir por pronombres neutros: Los trabajadores deseaban eso; Los trabajadores lo deseaban

No todas las subordinadas sustantivas alternan, sin embargo, con los grupos nominales. Algunos verbos piden en su complemento contenidos que solo pueden expresarse mediante oraciones o pronombres, lo que da lugar a contrastes como Creo {que regresará ~ *su regreso} o Dudo {que acepte ~ *su aceptación}. En otros casos la alternancia afecta al significado del verbo. Así, el contenido del verbo encontrarse no es exactamente el mismo en Nos encontramos con un amigo que en Nos encontramos con que un amigo nos había fallado. Tampoco es el mismo, aunque esté estrechamente relacionado, el de digerir en No digiere bien las comidas y en Le costaba digerir que su libro hubiera fracasado. Asimismo, el verbo ver y otros de percepción física (oír, notar, advertir) pasan a interpretarse como verbos de juicio cuando se construyen con subordinadas sustantivas, como en Vi que mi hijo no me comprendía, frente a Vi a mi hijo. 

La oración subordinada está incrustada o insertada en una unidad más amplia, llamada tradicionalmente oración principal. Así, en Todos deseábamos que Rosa se quedara con nosotros, la oración principal es la secuencia entera. No lo es, en cambio, la expresión todos deseábamos (como se de ende a veces en algunos análisis tradicionales) puesto que esa expresión no constituye un segmento sintáctico (por tanto, tampoco una oración). Las subordinadas sustantivas son argumentales (véanse Tipos de funciones. El concepto de predicado y Funciones sintácticas y marcas de función para el concepto de argumento), y pueden depender de un verbo, como en el ejemplo anterior, pero pueden estar también incrustadas en un grupo nominal (la prueba de que tienes razón), adjetival (contenta de que la hayan llamado) o adverbial (antes de que te cases). 

Las llamadas relativas sin antecedente expreso (libres o semilibres), como Quien tenga frío que se vaya o No me gusta lo que compré, presentan diferencias semánticas y formales notables respecto de las subordinadas sustantivas. Mientras que estas últimas denotan nociones abstractas, fundamentalmente hechos y estados de cosas, las relativas sin antecedente expreso pueden aludir a cualquier tipo de referente (personas, objetos físicos, lugares, conceptos). Esta diferencia semántica repercute en su comportamiento sintáctico y en su distribución gramatical. Así, por ejemplo, determinados predicados que admiten grupos nominales, pero no subordinadas sustantivas en la posición de sujeto (morir, ser alto, parecer amarillo, ser oriundo de un lugar) o de objeto directo (comer, cancelar, guiar), admiten, sin embargo, relativas sin antecedente expreso en esas posiciones: Comía {lo que le daban ~ *que le daban}.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: