Рекламный блок

Caracterización

Se llama discurso directo al que reproduce de forma literal palabras o pensamientos. Suele aparecer con un verbo introductor que ocupa diversas posiciones. Cuando el verbo sigue a la oración que expresa el contenido citado, el sujeto aparece pospuesto a él, como se aprecia en los ejemplos siguientes: 

¡Kus-Kus, por Dios, pero si todavía no es la hora, lo tengo todo sin hacer, todavía estoy sin arreglarme...! —exclamó tía Eugenia (Pombo, Héroe); En algo tenías que acertar —opinó Emilia—, después de media vida de lociones y potingues (Díez, Fuente). 

En el discurso indirecto se reproducen las palabras de otro adaptándolas al sistema de referencias deícticas del hablante. Así, el fragmento en discurso directo Elsa dijo: “Mi hermana está aquí” puede pasar al discurso indirecto en la forma Elsa dijo que su hermana estaba allí. En los dos tipos de discurso es posible introducir fragmentos sintácticos menores que la oración, como en Ella respondió: “A las cuatro” o en Me contestó que bueno (Mundo [Esp.] 21/9/1995). 

Algunos gramáticos denominan interrogativas indirectas propias a las que trasladan el discurso directo. Su característica sintáctica más notable es que están introducidas por la conjunción que. Así, la oración Le preguntó que cuándo llegaba el tren se corresponde con Le preguntó: “¿Cuándo llega el tren?”. En estos casos la conjunción que es potestativa con preguntar, pero es forzosa con los demás verbos de lengua que introducen el estilo directo (decir, gritar, chillar, susurrar) si se quiere indicar que lo que se transmite es una pregunta. En efecto, en la oración Le dijo cuántos habían asistido al concierto se dice que alguien comunicó a otra persona el número de asistentes, mientras que en Le dijo que cuántos habían asistido al concierto se dice que alguien formuló cierta pregunta. Se rechaza la conjunción con los verbos que no introducen el discurso directo, aunque sean verbos de lengua, como en Elsa nos contó {por qué ~ *que por qué} había fracasado el proyecto. La variante con que es compartida también por las interrogativas totales (Le preguntó que si hacía frío), por las interrogativas que dependen de ciertos sustantivos (No hacía más que repetir la pregunta de que cuándo le tocaba a él) y por las exclamativas indirectas, como se vio en el apartado precedente: No es imposible que él replicara que qué preparación tenía ella para sustituir a la Castell (Luca Tena, Renglones). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: