Рекламный блок

Restricciones sintácticas y semánticas de las pasivas perifrásticas

Los complementos directos de las oraciones activas que pasan a sujetos de las pasivas han de estar expresos. No se forman, por tanto, oraciones pasivas a partir de objetos directos tácitos, como los de los usos absolutos de los verbos transitivos. Así, no son posibles las oraciones pasivas a partir de otras activas en Este chico escribe bien > Es escrito bien (por este chico) o Por las noches leo un rato > Por las noches es leído (por mí ) un rato. Se recomienda evitar las oraciones pasivas formadas a partir de complementos indirectos, como las que, por influencia del inglés, se registran ocasionalmente en el español conversacional hablado en los Estados Unidos: Todos los estudiantes fueron dados varias oportunidades Con todo, esta pauta se extiende al verbo preguntar en algunas variedades de la lengua escrita. Se atestigua, en efecto, este verbo usado con sujeto de persona en oraciones como intió al ser preguntado por su domicilio 

Igual que en las oraciones activas, no son frecuentes en las pasivas los sujetos formados por nombres comunes sin artículo u otro determinante en posición preverbal. Sin embargo, como en las oraciones activas correspondientes, los modificadores del sustantivo pueden aportar la información determinativa de la que este carece, lo que explica contrastes como {*Coches ~ Coches} así no habían sido vistos nunca en la ciudad Los sujetos posverbales sin determinante están menos restringidos (No fueron encontrados supervivientes), al igual que sucede en las oraciones activas. Tampoco suelen formarse oraciones pasivas cuando el complemento directo designa entidades que no son externas al referente del sujeto, sino que le pertenecen. No se forma, pues, la oración pasiva de la transitiva El muchacho dobló la espalda Por la misma razón, en Los ojos fueron cerrados por Maite se entiende que la persona de la que se habla cerró los ojos de otra persona. Suelen rechazar asimismo las oraciones pasivas los verbos de acusativo interno, o complemento cognado (Verbos que se construyen con acusativo interno), como Nuestros padres vivieron una vida sacrificada, así como los que se construyen con complemento directo argumental de medida (costar, demorar, durar, medir, pesar, tardar, valer, etc.: Condiciones de la sustitución), si bien algunos de ellos admiten la pasiva refleja. La irregularidad de la oración pasiva *Veinte kilos son pesados por el saco (con el verbo de estado o propiedad pesar) contrasta con la naturalidad de El saco fue pesado por el molinero, donde pesar es verbo de acción. 

Las oraciones pasivas suelen resultar muy forzadas, cuando no imposibles, con otros verbos de estado (Sabe la lección; Teme el fracaso; Oye música; Esto implica admitir la otra premisa), dado que carecen de verdadero agente (Funciones sintácticas y funciones semánticas: agente y paciente). No obstante, algunos las admiten, incluso con complemento agente, como en Un gobernante que era a la ve temido y respetado por sus súbditos; Gran riesgo es, mi señor don Martín, que os adelantéis hacia lo que no es conocido por vuesa merced (Roa Bastos, Vigilia). Acepta también la pasiva el verbo tener cuando se interpreta como verbo de juicio, como en Es tenido por uno de los mejores escritores del siglo, no así cuando constituye propiamente un verbo de posesión (Tenía tres casas). Se ha comprobado que los verbos transitivos que designan procesos o acciones sin límite o sin estado resultante suelen mostrar resistencia a las oraciones pasivas. Así, el verbo ver tiende a rechazarla cuando denota percepción en sentido estricto (Estoy viendo la calle), pero no cuando su significado se acerca al de examinar, contemplar o recorrer con la vista El asunto ser visto en la reunión de mañana; La película ha sido vista por un millón de espectadores.

 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: