Рекламный блок

Propiedades de los verbos con los que se forman

El español posee algunos verbos inacusativos (llamados a veces semideponentes), como caer, entrar, llegar, morir, nacer, que poseen propiedades en común con los verbos deponentes latinos. Estos verbos expresan generalmente procesos de presencia, aparición o acaecimiento, pero también de cambio de estado. Constituyen una clase peculiar dentro de los intransitivos, ya que algunas de sus propiedades, en particular las relativas a la interpretación de sus participios, los aproximan en ocasiones a los transitivos y los distinguen de los intransitivos llamados puros o inergativos, como chirriar, estornudar, sonreír, vociferar 

Los tiempos compuestos de los verbos inacusativos se construían en la lengua antigua con la perífrasis «ser + participio», característica de las oraciones pasivas, mientras que los demás intransitivos elegían haber, al igual que los transitivos. Estas construcciones presentaban, pues, la estructura sintáctica de las oraciones pasivas, pero no se relacionaban con ninguna transitiva activa: Mucho más me valiera que non fuesse nacido (Berceo, Milagros); D. Francisco a Santa Cruz es ido / y volverá mañana (Cervantes, Entretenida). La construcción con ser, viva aún en italiano y en francés, se mantiene en expresiones como Es llegada la hora o Era llegado el momento.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: