Рекламный блок

Funciones sintácticas y funciones semánticas: agente y paciente

Las pasivas perifrásticas se forman con verbos transitivos. El paciente de la acción expresada, correspondiente al complemento directo en la oración activa, pasa a ser el sujeto de la oración pasiva. El ejemplo clásico‹ César venció a Pompeyo constituye una oración activa porque la primera de sus funciones semánticas (el agente: César) ocupa la función sintáctica de sujeto, mientras que la segunda función semántica (el paciente: Pompeyo) contrae la función sintáctica de complemento directo. La oración pasiva Pompeyo fue vencido por César presenta una distribución diferente de funciones sintácticas y semánticas: el paciente es ahora el sujeto, por lo que concuerda en número y persona con el verbo. De todos modos, en la tradición gramatical de las lenguas romances se ha venido manteniendo una interpretación amplia de los conceptos de voz activa y oración activa, que se extendió incluso a las secuencias en las que el sujeto no es propiamente agente, como en La muchacha padecía una entra‹ a enfermedad; El reo recibió la sentencia sin inmutarse; Este éxito merece una cena. Lo mismo sucede con las oraciones pasivas, en el sentido de que no siempre se expresan en ellas acciones ni intervienen en su estructura verdaderos agentes, como pone de manifiesto el ejemplo, también clásico, Los hombres son amados por Dios.

Las oraciones pasivas expresan el mismo contenido que las activas correspondientes. Aun así, no son siempre apropiadas en los mismos contextos, ya que las funciones informativas no se distribuyen en ellas de igual manera (Funciones informativas. Definición y distinciones). De este modo, se prefieren las pasivas de participio a las oraciones activas cuando se desea destacar al paciente o cuando se procura mantener al agente en un segundo plano: El escritor ha sido galardonado en múltiples ocasiones; En la carretera México-Toluca, un individuo fue atropellado en el momento en que cruzaba esta vía (Excélsior 6/1/1997); El referido proyecto de Ley fue aprobado la pasada semana por la Cámara de Diputados (Tiempos 23/1/1997). 

El contenido informativo de las oraciones activas y pasivas puede diferir en construcciones que contienen dos o más cuantificadores (Interacciones entre cuantificadores), ya que su ámbito puede ser diferente. Es ambigua, en efecto, la oración activa Todos los estudiantes habían analizado dos novelas del siglo XIX, porque puede entenderse que cada estudiante analizó dos novelas distintas (todos > dos), o bien que las dos novelas de las que se habla son las mismas para todos (dos > todos). En cambio, la correspondiente oración pasiva Dos novelas del siglo XIX habían sido analizadas por todos los estudiantes no es ambigua, puesto que se obtiene únicamente la segunda lectura. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: