Рекламный блок

Características fundamentales

Desde los orígenes del idioma alternan en español las pasivas perifrásticas y las pasivas reflejas (también pasivas con se o pasivas impersonales) construidas con la forma se: La agresión no fue denunciada ~ La agresión no se denunció. En unas y otras el verbo transitivo ha de concordar con el sujeto paciente en número y persona. Ambas construcciones son estructuras intransitivas que admiten sujetos pacientes posverbales sin determinante, en la posición característica de los complementos directos: Se han abierto nuevas vías de comunicación; Se sigue importando petróleo en grandes cantidades; Algunos sacaron las pistolas y se escucharon disparos (Casares, Dios). Las pasivas reflejas son más frecuentes que las perifrásticas, tanto en la lengua oral como en la escrita, y especialmente en las oraciones que establecen juicios de naturaleza genérica o expresan instrucciones sobre la forma de proceder. Las pasivas reflejas constituyen a veces la única opción natural en este tipo de enunciados, como en El rebozado se hace (no es hecho) con huevo y pan rallado; No se obtienen (en lugar de son obtenidos) buenos resultados cuando se trabaja precipitadamente 

Las pasivas reflejas pueden tener como sujeto oraciones sustantivas, tanto declarativas (Se dice que habrápronto elecciones; e decidió que se le daría el premio), como interrogativas indirectas (Ya se ha descubierto cómo entró el ladrón en la casa). En ambos casos las oraciones pueden ser también de infinitivo: Se prohíbe fumar; Se decidió premiarla; No se sabe cómo salir del paso. 

Los morfemas de género y número del participio son suficientes en las pasivas perifrásticas para identificar el sujeto paciente tácito, incluso con sujetos en infinitivo (Era necesario ser ayudado). Por el contrario, el se característico de la pasiva refleja requiere rasgos flexivos en el verbo. No se interpreta, pues, como pasiva refleja, sino como recíproca o reflexiva, la subordinada de infinitivo subrayada en Era necesario ayudarse. Al igual que en las impersonales reflejas (Propiedades morfológicas y sintácticas del se impersonal), admiten el se pasivo reflejo las mismas construcciones de infinitivo que aceptan sujetos léxicos: De solucionarse el problema…; Al avistarse el buque…; Por no venderse bien esta remesa…, etc. 

Las pasivas reflejas muestran mayor resistencia a aceptar complementos agentes que las pasivas de participio. Los suelen rechazar cuando se construyen con expresiones definidas que designan individuos (El problema económico se solucionó por el ministro), pero los admiten con mayor frecuencia con expresiones que designan instituciones, estamentos o conjuntos de individuos, como en … por las autoridades; … por el ministerio; … por la gente, o en Si es menester, entibiaré con anticipación la lista, para que se examine por el Clero y Comunidades religiosas de la Península (Moratín, Epistolario). Estas construcciones son especialmente abundantes en la prosa jurídica y en la administrativa. 

Suelen usarse pasivas reflejas (en lugar de perifrásticas) para describir situaciones genéricas, como en La mezcla se pone a cocer a fuego lento o en una película que se soporta con esfuerzo. Las llamadas construcciones mediopasivas o cuasipasivas son una subclase de las pasivas reflejas que describen propiedades que caracterizan a los seres de los que se habla. Expresan a menudo la facilidad o dificultad con la que se lleva a cabo cierta acción, como en Este tipo de pelo se moldea con dificultad o un auto peque o que se estaciona fácilmente. Admiten asimismo paráfrasis con verbos modales, como en No sabes que eso no se hace (‘no debe hacerse’); No puedes comparar la lata de sardinas que tiene Fernando con un Galaxie, que casi se maneja [= ‘se puede manejar’ solo (Ibargüengoitia, Crímenes). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: