Рекламный блок

La negación anticipada

Se llama tradicionalmente negación anticipada la expresada por el adverbio negativo no cuando, encontrándose en una oración principal, se comporta sintáctica y semánticamente como si se hallara en la subordinada. Así, la oración No creo que asista expresa aproximadamente el contenido que corresponde a Creo que no asistirá, si bien el grado de seguridad o de convencimiento es mayor en este último caso que en el anterior: Ese es otro error —respondió don Quijote— en que han caído muchos que no creen que haya habido tales caballeros en el mundo (Cervantes, Quijote II); Por lo tanto, no quiero que sufra (Benedetti, Tregua). 

El fenómeno de la negación anticipada se produce con mayor claridad con algunos tipos de verbos de pensamiento y juicio (creer, parecer, pensar, suponer, ser probable): No suponía que fuesen a llevárselo tan pronto (Volpi, Klingsor); pero también con otros de intención y voluntad (querer, tener intención (de) y desear, pero no odiar o detestar): En el fondo de sus sentimientos no deseaba que Heliodoro viniese a liberarla, faltaría más (Martín Gaite, Nubosidad). La negación anticipada suele vincularse con las estructuras sintácticas parentéticas, particularmente con los incisos en los que se relativiza o se atenúa la opinión presentada en la oración en la que se insertan: ..., creo yo (como en Eso no sucederá, creo yo); ..., parece; ..., me parece a mí; ..., piensa la gente, etc. Aun así, no todos los predicados que admiten negación anticipada se ajustan a esta pauta: *Eso no sucederá, quiero yo; *Va a llover, es probable. 

En las construcciones de negación anticipada el adverbio no aporta desde la oración principal la información negativa que necesita en la subordinada un término de polaridad negativa. Así, la irregularidad de El cartero llegó hasta las seis (fuera de las áreas lingüísticas mencionadas en La negación encubierta) se anula si el adverbio no modifica al verbo llegar (El cartero no llegó hasta las seis). La negación del verbo principal no produce el mismo efecto (*No aseguró que el cartero [llegara hasta las seis] ), a menos que el verbo pertenezca al grupo de los que admiten negación anticipada: No creo que el cartero [llegara hasta las seis]. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: