Рекламный блок

Concesivas del enunciado y de la enunciación

Al igual que en las condicionales, y también en las causales y en las finales, la relación entre prótasis y apódosis puede establecerse en el plano del enunciado o bien en el de la enunciación. Las prótasis concesivas que corresponden al plano de la enunciación constituyen, como en las condicionales, dos grupos: las epistémicas y las ilocutivas. 

En las concesivas epistémicas se niega la relación entre una premisa y una conclusión. Unas veces se hace partiendo de la prótasis para llegar a una apódosis factual (Aunque debe de haber llovido, las calles no están mojadas; Aunque ya debe de haber llegado, todavía no me ha llamado), pero otras el proceso adquiere el sentido contrario (Aunque las calles no están mojadas, debe de haber llovido; Aunque todavía no me haya llamado, ya habrá llegado al hotel)

En las concesivas ilocutivas, la contraposición se establece entre la ejecución efectiva del acto de habla —explícito o implícito— que se describe en la apódosis y las expectativas en sentido contrario que se obtienen de la prótasis: Aunque no cono co la fuente, te juro que dijeron que se suspendían las negociaciones (con el realizativo explícito te juro); Los sindicatos exigen una negociación, aunque quizás no sea esta la palabra más apropiada (con el predicado realizativo sobrentendido). También son ilocutivas las que se limitan a plantear una condición de pertinencia para la enunciación de la apódosis, como en Aunque no necesites dinero, hay un cajero automático en la esquina.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: