Рекламный блок

Superlativos simples y complejos. Otras distinciones

Las construcciones superlativas pueden ser simples, como el edificio más alto, nuestros mejores recuerdos o el partido más brillantemente jugado, o bien complejas o de relativo, como la habitación que tiene más camas de todo el albergue. El grupo cuantificativo de estas últimas (en versalita) se encuentra dentro de una oración de relativo (subrayada), mientras que el primer término y el complemento restrictivo, si lo hay, están fuera de ella. No son construcciones superlativas complejas las que contienen superlativas simples en oraciones subordinadas, como el actor de cine que nos parecía el más atractivo, donde la presencia del artículo el marca la diferencia con la superlativa compleja el actor de cine que nos parecía más atractivo. 

No existen en español diferencias morfológicas entre los cuantificadores comparativos y los superlativos (más y menos en ambos casos, además de las formas sincréticas). Así, la secuencia el alumno que ha estudiado más podría ir seguida de un complemento comparativo como ... que el resto de la clase, o bien de un complemento superlativo como ... de toda la clase. Cuando el complemento restrictivo se omite —lo que sucede con mucha frecuencia—, se suele sobrentender la totalidad de los elementos que componen algún grupo: Eres el mejor ‘Eres el mejor de todos’; la película más divertida ‘… de todas las películas’; el dramaturgo del Siglo de Oro que escribió más comedias ‘…de todos los dramaturgos del Siglo de Oro’. La interpretación de las codas superlativas omitidas en los superlativos simples es variable: repárese en que en la secuencia el cantante que ha grabado el mejor disco cabe entender ‘…de todos los discos’, pero también ‘…de todos los cantantes’. 

Aunque el grupo cuantificativo superlativo no se diferencia del comparativo en su forma, se distingue por su posición. En efecto, este grupo puede anteponerse al verbo en las construcciones superlativas complejas. Se dice el niño que mejores notas sacaba de todos (superlativa), pero no *el niño que mejores notas sacaba que los demás (comparativa). En el español hablado en buena parte del área caribeña y en las islas Canarias (España), el grupo cuantificativo de las superlativas complejas aparece incluso fuera de las relativas sin antecedente expreso, como en lo más que me gusta por lo que más me gusta. Estas variantes no han pasado a los registros formales. 

Constituyen superlativos sincréticos los adjetivos último (el último vagón del tren), primero (el primero en aparecer) y único (la única que acertó), así como los adverbios antes (el que antes llegó de todos) y primero (la alumna que termine primero el ejercicio), estos dos últimos en las superlativas complejas, no en las simples. Los verbos predominar, prevalecer o preponderar contienen implícitamente el significado que corresponde al cuantificador más, por lo que es incorrecto combinarlos con él (el que predomina, no el que predomina más). 

Como se observa en Los superlativos de indistinción, algunas construcciones superlativas dan lugar a interpretaciones universales. Así, la oración Fallaba en las pruebas más simples admite una interpretación literal (‘… solo en esas’), pero también —e incluso preferentemente— una interpretación cuantificativa semiidiomática: ‘… en todas las pruebas’. La interpretación que adquieren estos superlativos generalizadores o de generalización (también inespecíficos en algunos análisis) es la que prevalece en muchas superlativas construidas con los adjetivos mínimo, menor, pequeño e insignificante: No hace la más mínima concesión; El menor ruido le molestaba; Te cobrará hasta el más peque‹ño favor; Se derrumba ante el problema más insignificante.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: