Рекламный блок

Superlativos absolutos y relativos

Se llama superlativo absoluto al grado máximo en que se expresa alguna propiedad y, por extensión, al adjetivo que los pone de manifiesto. Los adjetivos que corresponden a esta pauta se denominan también elativos o adjetivos de grado extremo. Se forman en español con los sufijos -ísimo (altísimo) y -érrimo (celebérrimo), que se describen en Los sufijos de grado extremo -ísimo / -ísima, -érrimo / -érrima y Los adjetivos de grado extremo. Estos elativos morfológicos se oponen a los llamados elativos léxicos: maravilloso, terrible, inconmensurable, etc. El término superlativo relativo o partitivo se usa para designar las construcciones que expresan el grado máximo de alguna propiedad que se restringe a un conjunto delimitado de seres, como en el más simpático de mis amigos o la mejor novela de la historia de la literatura. Actualmente se tiende a restringir el concepto de superlativo a estas últimas construcciones. Aceptan el artículo definido (el mejor día), los posesivos (su mejor día) y los complementos partitivos con de (el mejor día de todos). Los elativos, en cambio, rechazan los complementos partitivos en la lengua actual: el famosísimo actor (*de todos )

Los superlativos relativos constan de tres componentes. El primer término denota la entidad de la que se predica la propiedad extrema: el día más largo; su más preciado tesoro; quien ‘la persona que’) mejor podría atenderte; cuando (‘el tiempo en el que’) más felices fuimos; como (‘la manera en la que’) mejor te parezca; lo mejor del mundo o ¿Quién (‘Qué persona‘) estudia más de todas? El segundo componente es el grupo cuantificativo, que se construye con más y menos o los comparativos sincréticos: el niño más obediente; el que tiene más riquezas; lo antes (‘más pronto’) que puedas. El tercer componente, generalmente potestativo, es el complemento restrictivo o coda superlativa. Designa el conjunto de seres de entre los que se extrae la entidad de la que se predica la propiedad extrema, el ámbito locativo o temporal en el que se la sitúa u otras nociones acotadoras análogas. Son complementos restrictivos los segmentos subrayados en los ejemplos que siguen: 

el mejor libro de estos veinte, la peor película del certamen, la más descarada impostura en la historia de la humanidad, el automóvil más veloz que yo haya visto

Cumplen la misma función de complemento restrictivo los adjetivos vivo, posible o imaginable. Estos adjetivos concuerdan en género y número con el primer término, como en la mejor escritora viva, las entradas más baratas posibles, los mayores desprecios imaginables. Nótese que en Las comidas deben ser lo más variadas posible, el artículo lo representa el primer término de la construcción, no así las comidas, por lo que resulta incorrecta la concordancia ... *lo más variadas posibles. El complemento restrictivo es incompatible con el posesivo (*mi mejor amigo de todos los que tengo), porque este ya incluye en su significado información restrictiva. 

No es frecuente que los elativos morfológicos formen parte de construcciones superlativas relativas (la más gravísima falta); es algo más común que lo hagan los elativos léxicos, como en Solo dejaba pasar a la biblioteca a los ejemplares más excepcionales (Donoso, Pájaro). Los cuantificadores más y menos rechazan los adjetivos elativos léxicos óptimo y pésimo. No rechazan, en cambio, mínimo e ínfimo, lo que da lugar a alternancias como el más mínimo error ~ el mínimo error. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: