Рекламный блок

Comparación de desigualdad con elementos léxicos: diferente, distinto, preferir, preferible, al contrario y al revés

Los adjetivos diferente y distinto establecen comparaciones en sentido amplio, es decir, relaciones de identidad o semejanza. Así, la oración Jorge es distinto a Mauro expresa desigualdad, pero no es estrictamente una construcción comparativa. Alternan a y de en esta estructura: La cena fue distinta de las de otros días (Martín Gaite, Visillos). La preposición de introduce segmentos paralelos a los elementos de los que se predican distinto y diferente o a los que estos adjetivos modifican, como en Su opinión sobre ese asunto es distinta de la mía. Se usa también la preposición de cuando su término aporta un atributo paralelo al representado por distinto o diferente: Yo soy diferente de como tú piensas (es decir, ‘yo soy así, no soy como tú piensas’). En cambio, estos mismos adjetivos se construyen con que cuando el segmento introducido por esta conjunción contrasta con un elemento no modificado por ellos. Así, en Él tiene distinta opinión que yo sobre ese asunto, contrastan los pronombres yo y él, mientras que distinta modifica a opinión. Lo mismo sucede en Él tiene ahora distinta opinión que cuando era joven, donde contrastan los términos subrayados. Se emplea también la conjunción que en contextos característicos de las comparativas de alteridad, como en Una sala cerrada exige algo diferente que una actuación al aire libre (Vanguardia [Esp.] 20/10/1994), donde algo diferente que alterna con otra cosa que no sea

El verbo transitivo preferir y el adjetivo preferible se construyen con complementos de régimen introducidos por la preposición a: Prefiero el vino al agua; Es preferible el vino al agua. Esta estructura de régimen (aconsejable con los complementos nominales) y la comparativa con que confluyen en los complementos de infinitivo, como en Prefiero interrumpir el trabajo {a ~ que} terminarlo precipitadamente. Sin embargo, cuando los complementos que se comparan lo son del infinitivo y no del verbo preferir, se recomienda la variante con que, como en Prefiere beber vino {que ~ a} cerveza. La variante con que se convierte en la única posible si los complementos comparados no son nominales: Prefiero pasear por la mañana que por la tarde (y no *... a por la tarde). Para evitar la concurrencia de dos conjunciones subordinantes se aconseja sustituir la primera por la preposición a, como en Prefiero que estudies más a que salgas tanto por las noches (pero recuérdese lo dicho en Los términos de la comparación y el complemento comparativo sobre la concurrencia de conjunciones). 

Las locuciones al contrario y al revés admiten complementos comparativos introducidos por la conjunción que, pero se aceptan también complementos con de en condiciones análogas a las explicadas para diferente y distinto. Se observa esta alternancia en ejemplos como Al contrario de los demás, ellos no tuvieron que atravesar pobrezas (Belli, Mujer) o Porque el pintor abstracto, justo al revés que el matemático o el filósofo, no destila conceptos (ABC Cultural 19/1/1996). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: