Рекламный блок

Su relación con las causales explicativas

Como las causales explicativas (Causales explicativas), las ilativas se apoyan en un supuesto implícito. Así, quien dice Las calles estaban vacías, pues hacía un frío espantoso (con causal explicativa) asume que cuando hace mucho frío es normal que las calles estén vacías. De la misma forma, el razonamiento Pienso, luego existo (con ilativa) se apoya en la premisa implícita ‘Si alguien piensa, existe’. En consecuencia, una construcción puede parafrasearse mediante la otra (con el consiguiente cambio de perspectiva): Existo, puesto que pienso ~ Pienso, luego existo. Como en las causales (Causales del enunciado y causales de la enunciación), cabe distinguir también entre ilativas del enunciado y de la enunciación: la construcción Está lloviendo, así que la gente lleva paraguas ejemplifica las primeras, puesto que la presencia de paraguas se interpreta como consecuencia de la lluvia; en cambio, en La gente lleva paraguas, así que está lloviendo la ilativa lo es de la enunciación, puesto que, como es obvio, la presencia de los paraguas no causa la lluvia, sino la deducción que hace el hablante de que está lloviendo. 

Se diferencian, sin embargo, las construcciones causales explicativas y las ilativas en los actos de habla que expresan. Así, las causales explicativas suelen ser declarativas, mientras que las oraciones con las que se combinan (subrayadas en los ejemplos que siguen) pueden constituir actos verbales de varios tipos: Ven, que te necesito; ¿Qué‹ hora es?, porque creo que va a empezar el programa; Ojalá se vaya, porque no lo soporto. Con las ilativas sucede lo contrario: la oración que precede a la ilativa suele ser declarativa, de modo que son agramaticales *Sal de mi casa, así que mañana ya no te veo u *Ojalá lo hubiera perdonado, conque se ha ido para siempre. La ilativa misma, en cambio, puede expresar otros actos verbales, como se aprecia en los ejemplos siguientes: 

Yo sé que [mi carrera] no será muy larga; de manera que ojalá los años que me tocan los pueda utilizar «a tope» (Proceso [Hond.] 22/12/1996); Po soy el único de esta casa a quien ella tiene que pedir permiso, y el que se lo concede… conque ¡métete en tu cuarto y no aúlles más! (Laforet, Nada); No tomé un cinco de lo suyo, así que, ¿qué crees que estuve haciendo? (Wolff, Kindergarten). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: