Рекламный блок

Propiedades sintácticas de las causales internas al predicado

Las causales internas al predicado muestran varias propiedades sintácticas que las diferencian de las causales externas. Pueden, en efecto, coordinarse entre sí: A mí me trataba con deferencia, quizá porque estaba de paso y porque compartía su pasión por los libros (Martínez, Cantor). También es posible responder con ellas a preguntas formuladas mediante el interrogativo por qué, como en —¿Por qué te fuiste del cine? - Porque me aburría. Pueden ser, además, focalizadas con fórmulas de relieve, al igual que los complementos causales no oracionales. Cabe comparar en este sentido Y fue por eso que accedió (Serrano, M., Vida) o ¿Es por eso por lo que no les aumento la dosis (Chacel, Barrio) con Es porque lo necesito (por lo) que estudio inglés véase también Copulativas de que galicado. Ambos tipos de complementos, oracionales y no oracionales, admiten igualmente los adverbios focalizadores también, tampoco, solo, incluso y otros similares, como en Solo por eso debería castigarte o en Espinoza, sin saber por qué, tal vez únicamente porque estaba cansado, se encogió de hombros (Bolaño, 2666). También pueden aparecer en construcciones de foco contrastivo con la conjunción sino: No lo hizo porque le gustara, sino porque la obligaron. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: