Рекламный блок

Construcciones finales internas al predicado

Las construcciones finales más características denotan propósitos. Modifican, en consecuencia, a verbos o grupos verbales con un argumento agente del que pueda predicarse cierto comportamiento voluntario, como en El señor Obispo personalmente me entregó dinero para que comprara yo los ingredientes (Ibargüengoitia, Atentado). No obstante, muchas de las construcciones consideradas finales se separan en mayor o menor grado de esa idea prototípica, como se verá en los apartados que siguen. Desde el punto de vista de su comportamiento sintáctico, las construcciones finales, al igual que las causales, pueden ser internas, es decir, funcionar como complementos argumentales o adjuntos de un predicado, pero también externas a él, y modificar a la oración entera. Las primeras están introducidas principalmente por las preposiciones para y a.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: