Categorías de la sección
Partes de la gramática
Рекламный блок

Tipos de funciones. El concepto de predicado

Las clases de palabras y los grupos sintácticos establecen relaciones, es decir, vínculos que permiten interpretar su aportación semántica al contenido de la oración o de otro grupo sintáctico. Las funciones dependen muy a menudo de la po­sición que las palabras ocupan, pero también de otras marcas o exponentes sintácti­cos. Así, la oración Llegará el lunes admite más de una interpretación según sea la relación que se establezca entre la expresión el lunes (un grupo nominal) y el verbo llegará. Si el lunes designa la entidad que se dice que va a llegar, será el sujeto de llegará, mientras que si la oración informa de que cierta persona o cosa no espe­cificada ha de llegar ese día, será un complemento circunstancial. Así pues, ‘sujeto’ y ‘complemento circunstancial’ son funciones, en el sentido de relaciones de dependencia que nos permiten interpretar la manera en que se vinculan gramati­calmente ciertos segmentos con alguna categoría de la que dependen (un verbo en este caso). 

Suelen distinguirse tres clases de funciones: sintácticas, semánticas e informativas. Las funciones sintácticas (como sujeto) se establecen a partir de marcas o índices formales, como la concordancia de número y persona, además de la posición sintáctica. Las funciones semánticas (como agente) especifican la interpre­tación semántica que debe darse a determinados segmentos en función del predica­do del que dependen. Así pues, un sujeto puede ser agente (Javier abrió la puerta) o puede no serlo (La losa pesaba media tonelada). Las funciones del tercer tipo (como foco) hacen referencia a la partición informativa de la oración (es decir, a la sepa­ ración entre lo que se da por conocido y lo que se presenta como nuevo). La contri­bución de cada fragmento del mensaje depende en buena medida del discurso previo y de su papel en la articulación del texto, pero, a diferencia de los otros dos tipos de funciones, no está determinada por el significado de las piezas léxicas. 

El concepto de predicado se usa tradicionalmente con dos sentidos. En el primero, tomado de la lógica, el predicado designa la expresión gramatical cuyo contenido se atribuye al referente del sujeto: el grupo verbal que se subraya en El maestro explicaba la lección a los alumnos es el predicado de esa oración, y el ele­mento variable que lo completa o satura es el sujeto: el maestro. En el segundo sen­tido, más restrictivo que el anterior, los predicados son categorías que designan estados, acciones, propiedades o procesos en los que intervienen uno o varios par­ticipantes. Así, el predicado de la oración mencionada es el verbo explicaba. Este verbo denota, por su significado, una acción que requiere la concurrencia de tres participantes: un agente, que lleva a cabo la acción (el maestro), una información que se expone (la lección) y un destinatario, al que esa acción se dirige (los alumnos). Estos participantes que intervienen en la noción predicativa se suelen deno­minar argumentos. También se denominan actantes, porque recuerdan los papeles que se atribuyen a los actores en las representaciones dramáticas. Se suele llamar estructura argumental de un predicado al conjunto (ordenado o no) de sus argumentos. 

En el segundo sentido de predicado los predica­ dos no son solo verbales. También los sustantivos, los adjetivos, los adverbios y las preposiciones pueden tener argumentos, es decir, constituyentes exigidos por su significado léxico. Con escasas excepciones, como los auxiliares, casi todos los ver­bos tienen estructura argumental. En cambio, solo un pequeño conjunto de las restantes categorías citadas exige semánticamente uno o más argumentos que completen su significado.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: