Categorías de la sección
Partes de la gramática
Рекламный блок

Relaciones entre las unidades morfológicas y las fonológicas

No son escasos los fenómenos morfológicos que se solapan o traslapan parcialmente con los fonológicos en español. Se tratarán algunos en los apartados que siguen. 

Se llama silabificación o silabeo la segmentación de las palabras en sílabas. Este proceso suele ser sensible a la estructura morfológica del español. Así, el adjetivo sublunar, que contiene el prefijo sub-, se segmenta en la forma sub.lu.nar, y no en la forma *su.blu.nar (los puntos separan sílabas), mientras que el adjetivo sublime — en el que no se reconoce ningún prefijo — se silabea en la forma su.bli.me, en lugar de *sub.li.me. La segmentación ortográfica sigue pautas similares. 

Los segmentos morfológicos pueden poseer variantes alternantes: por ejemplo, las de la raíz de tener son ten- / tien- / tuv-, y las de la desinencia del imperfecto del indicativo, -aba / -ía. También las presentan algunos sufijos (-ez / -eza; -ción / -ión; -al / -ar) y prefijos (in- / i-; con- / co-). Dos variantes de una misma base se diferencian con frecuencia en las alternancias vocálicas que muestran. Las más sistemáticas en español son las que afectan a la diptongación, en particular /e/~/ié/ (cerrar~cierro; niebla > neblina; diente > dentista) y /o/~/ué/ (dormir ~ duermo; fuego > fogoso; pueblo > popular). Entre las alternancias conso­nánticas figuran las siguientes: /k/ ~ /s/ (/θ/ en gran parte de España): sueco ~ Suecia, médico ~ medicina; /g/ ~ /s/ (o /θ/): narigudo ~ nariz, mendigo ~ mendicidad; /t/ ~ /s/ (o /θ/): inocente ~ inocencia, profeta ~ profecía; /d/ ~ /s/ (o /θ/): privado ~ privacidad, delgado ~ adelgazar; /g/ ~ /x/: lólogo ~ lología, conyugal ~ cónyuge. 

Se denomina suplencia o supleción la sustitución de una base por otra de igual significado, y a menudo de su mismo origen. El fenómeno es muy habitual en las alternancias entre las bases cultas, heredadas generalmente del latín, y las bases patrimoniales, propias del español. Son bases supletivas acu- (acuoso) para agua; digit- (digital) para dedo; lact- (lactosa) para leche; fil- (filial) para hijo, etc. En la flexión poseen raíces supletivas verbos como ir (iré / fui / voy) o ser (seré / fuimos / eras). 

Las alternancias en las bases o en los afijos se crean también con otros procesos. Entre ellos están la haplología o supresión de consonantes (a veces, también de sílabas) en las raíces de algunas palabras derivadas o compuestas, como en Extremad- > extrem- (extremeño); novedad- > noved- (novedoso); navidad- > navid- (navideño); y también el truncamiento o acortamiento, propio sobre todo de la lengua coloquial: Rafael > Rafa; bicicleta > bici; televisión > tele. Con las abreviatu­ras se representan las palabras por medio de una o varias de sus letras, como cap. (capítulo), p. (página), ej. (ejemplo), C. P. (código postal). Las siglas están formadas por las letras iniciales de varias palabras (ONG, FMI, OTAN) y designan por lo gene­ral organizaciones, instituciones o corporaciones. Los acrónimos son siglas con es­tructura silábica normal que se integran en la lengua como sustantivos, como ovni, de o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado), pero también como unidades léxicas que se forman mediante la unión de distintos segmentos de varias palabras, como Mercosur a partir de Mercado Común del Sur.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: